Cáncer de Cuello Úterino

¿Qué es el cancer de cuello uterino?

El cáncer de cuello uterino (CACU) también conocido como cáncer cervicouterino ó cáncer cervical, es un tipo frecuente de cáncer en mujeres, y consiste en una enfermedad en la que se encuentran células cancerosas en los tejidos del cuello uterino.

“A principios de la década de 1980, el Profesor Zur Hausen y sus colegas identificaron la relación entre ciertos virus del papiloma humano (VPH, o HPV en inglés) y el cáncer de cuello uterino; actualmente se sabe que el VPH es la causa de prácticamente todos los casos de cáncer de cuello uterino. Es necesario que se produzca una infección por el VPH, que se transmite mediante el contacto sexual, para que se desarrolle cáncer, pero existen factores adicionales que aumentan el riesgo de progresión a cáncer. Entre estos factores se encuentran una edad temprana del inicio de la actividad sexual, una gran cantidad de embarazos, parejas sexuales múltiples, tabaquismo, uso a largo plazo de anticonceptivos hormonales e infección por el VIH. Obviamente, la falta de detección y tratamiento para lesiones precancerosas también aumenta el riesgo de que la infección progrese a cáncer.” (Plan de Cancer)

¿Cuántos tipos de virus de Papiloma Humano existen?

El Virus del Papiloma Humano es una familia de virus que pueden afectar la zona genito-anal de las personas. Existen alrededor de 40 tipos diferentes que pueden dividirse en dos grandes grupos:

  1. Los VPH denominados "de bajo riesgo oncogénico", que generalmente se asocian a las lesiones benignas, como las verrugas y las lesiones de bajo grado.
  2. Los VPH denominados "de alto riesgo oncogénico", que son alrededor de 14. Estos tipos de VPH pueden llegar a provocar la alteración de las células generando lesiones precancerosas, que con el tiempo pueden evolucionar y convertirse en un cáncer. El tipo de cáncer más común causado por los VPH de alto riesgo oncogénico es el cáncer de cuello uterino.

¿Cómo se transmite?

El VPH se transmite por relaciones sexuales, es un virus de fácil transmisión. Se estima que 4 de cada 5 personas (es decir, el 80%) van a contraer uno o varios de los tipos de VPH en algún momento de sus vidas. El virus puede permanecer "silencioso" o "latente" durante muchos años antes de que se manifieste.

La mayoría de las veces la infección por VPH no presenta síntomas evidentes, y el sistema inmunológico se encarga de curarla de manera espontánea sin que la persona infectada lo perciba.

En el caso de que la infección por VPH persista durante muchos años (de 5 a 10 años) sin ningún tipo de tratamiento, los VPH de alto riesgo oncogénico pueden llegar a causar lesiones precancerosas en el cuello del útero de la mujer, que luego pueden evolucionar en un cáncer.

Por eso es muy importante que a partir de los 25 años todas las mujeres que han iniciado su vida sexual activa se realicen periódicamente pruebas de tamizaje (Papanicolaou, IVVA) para poder detectar la presencia de cualquier lesión en el cuello uterino, y tratarla si es necesario.

¿Existen vacunas para tratar esta infección?

Hoy en día se cuenta con vacunas para prevenir la infección por los tipos de VPH más frecuentemente asociados a las muertes por cáncer de cuello uterino. Estas vacunas representan un instrumento para salvar vidas, especialmente en el caso de las niñas que aún no han iniciado su actividad sexual y no han estado expuestas al virus, por eso se recomienda vacunar a las niñas comprendidas en el rango de edad de 9 a 13 años.

La vacuna permite inmunizar a las niñas contra dos tipos de VPH de alto riesgo oncogénico (los genotipos 16 y 18), responsables del 77% de los casos de cáncer de cuello uterino. Es muy importante la aplicación de las 3 dosis necesarias para que la protección sea realmente efectiva.

Sin embargo, el tamizaje y el tratamiento de las lesiones precancerosas siguen siendo la mejor esperanza para millones de mujeres que ya podrían estar infectadas por serotipos oncogénicos de VPH, ya que la vacuna no es efectiva cuando la infección está presente.

¿Cómo se puede detectar el CACU en etapas iniciales?

El tamizaje se lo puede realizar con la inspección visual del cuello uterino con ácido acético (IVVA) o el examen de Papanicolaou (PAP)

La inspección visual del cuello uterino con ácido acético es un examen sencillo que lo realiza el personal de salud capacitado en consultorio externo. Al impregnar el cuello del útero con una solución de ácido acético, las lesiones pre cancerosas toman un color blanco. Si se detectan estas lesiones se las puede tratar inmediatamente con la crioterapia (terapia de congelamiento).Este método es adecuado y sustentable para países pobres, especialmente cuando se realiza el tratamiento en forma conjunta con la crioterapia.

El PAP es un examen sencillo que lo realiza el personal de salud capacitado en consultorio externo donde se toma la muestra que posteriormente es analizada en un laboratorio. El PAP permite detectar lesiones que pueden convertirse en lesiones cancerosas si no se las trata a tiempo. Cuando el resultado del PAP es positivo, es necesario realizar otros exámenes, como la colposcopía y la biopsia que sirven para el diagnóstico.

Panorama en Bolivia

En Bolivia, el cáncer más frecuente en la mujer es el cáncer de cuello uterino. La tasa de incidencia es de 36,4 por 100.000 mujeres y la tasa de mortalidad es de 16,7 por 100.000 mujeres de 25 a 64 años de edad, o sea, mueren 638 mujeres por año (2008) . Esto quiere decir que aproximadamente fallecen por este cáncer casi dos mujeres por día.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (INLASA) sobre muestras citológicas de las ciudades de La Paz y El Alto (años 2004 y 2005) indicó que la población con mayor riesgo tiene entre 25 y 40 años; esta investigación mostro que la edad media de lesiones de bajo grado era de 25 años, 28 años para las lesiones de alto grado y 38 años para los carcinomas in situ; el estudio concluye que la incidencia del cáncer de cuello uterino es cada vez más frecuente en personas jóvenes y de menor edad.

A pesar de que las actividades de detección oportuna del CACU se iniciaron en el ámbito institucional a partir de 1982, de la existencia de disposiciones legales favorables vigentes (Ley de ampliación del SUMI) y si bien el número de muestras de PAP procesadas se ha incrementado de 190.539 en el año 2003 a 344.893 en el año 2010, la cobertura de PAP 13.6% (2010) no es suficiente, considerando que de acuerdo a estándar internacional es necesario que la cobertura alcance al 80% de la población en edad de riesgo para lograr resultados significativos.

CACU en Bolivia

Tasa de incidencia
Porcentaje de mujeres que recogió el resultado del PAP
Tasa de mortalidad
16,7 por 100.000 mujeres de 25 a 64 años
Muertes por año
638 mujeres (casi 2 cada día)
Cobertura nacional de PAP
13,6% (en 2010)
Estándar Internacional de cobertura PAP
Igual o mayor al 80%
Porcentaje de mujeres en edad fértil que se realizaron el PAP
33%
Porcentaje de mujeres que no recogió el resultado del PAP
11%

De acuerdo a la encuesta de demografía y Salud ENDSA 2008. La situación en Bolivia es la siguiente:

  • Sólo una tercera parte, 33 por ciento de las mujeres en edad fértil se hizo la prueba de Papanicolaou en los tres años anteriores a la encuesta, observándose un ligero incremento en relación a la ENDSA 2003 (28%)
  • Las mujeres con bajo nivel educativo, las que se encuentran en quintiles bajos de riqueza, las más jóvenes, las mujeres solteras y las que residen en el área rural son las que en menor proporción se realizan la prueba.
  • A nivel de departamento también se observan amplias diferencias: las menores proporciones de mujeres con prueba PAP se encuentran en los departamentos de Potosí (21 por ciento), Oruro (28 por ciento) y Beni (29 por ciento); mientras las más altas se tienen en los departamentos de Chuquisaca (40 por ciento) y Santa Cruz (39 por ciento).
  • Entre las mujeres que se han hecho la prueba PAP en los tres años previos a la encuesta, un 51 por ciento se la hizo sólo una vez, el 25 por ciento dos veces y un 23 por ciento al menos tres veces.
  • El 2 por ciento de las mujeres que se hicieron el PAP tuvo resultado positivo en su última prueba. Los niveles de pruebas con resultado positivo son relativamente homogéneos en cada una de las características seleccionadas. Resalta, sin embargo, que en los departamentos de Beni y Santa Cruz la proporción de mujeres con resultado positivo llega a 4 y 3 por ciento, respectivamente.
  • Un 11 por ciento de las mujeres que se hicieron el PAP reportó no haber recogido el resultado de la prueba.

Disposiciones legales relacionadas al CACU en Bolivia

En Bolivia están vigentes disposiciones legales que favorecen el acceso de las mujeres a los servicios para la detección del cáncer de cuello uterino entre las que se pueden citar:

  1. Ley N° 3250, del 6 de diciembre de 2005: Ampliación del seguro Universal materno Infantil (SUMI) y su reglamentación que determinan la obligatoriedad en los servicios de salud, para que a todas las mujeres hasta los 60 años se les realice el examen de Papanicolaou, y si detectan lesiones precancerosas se les practique otros exámenes y tratamientos, incluyendo la cirugía en forma gratuita.
  2. La resolución Ministerial N° 268 del 11 de abril de 2011 del Ministerio de Trabajo, que señala la obligatoriedad de las empresas e instituciones públicas y privadas para otorgar un día hábil al año a todas las mujeres dependientes con funciones permanentes o temporales para someterse a un examen médico de papanicloaou o mamografía

Estas disposiciones legales son poco conocidas por la población en general, y más aún por las personas que viven en el área rural.

Ante esta situación el Ministerio de Salud y Deportes de Bolivia ha planteado un Plan Nacional de Prevención, Control y Seguimiento del Cáncer de Cuello Uterino 2012 – 2020, que tiene como objetivo general:

Reducir la morbi-mortalidad por Cáncer de Cuello Uterino en el ámbito nacional mediante la implementación de intervenciones estratégicas de promoción de la salud, prevención, detección, diagnóstico, tratamiento y seguimiento, en el marco de la SAFCI y bajo la rectoría del MSD.

Líneas de Acción de UNFPA Bolivia

El UNFPA Bolivia, en el marco de su mandato  apoya a la implementación de la política nacional vigente de promoción, prevención, detección, tratamiento y seguimiento de lesiones premalignas y cáncer del cuello uterino, para contribuir a disminuir la morbilidad y mortalidad por cáncer de cuello uterino de las mujeres bolivianas.

Principales contrapartes de UNFPA Bolivia

•    Ministerio de Salud y Deportes.
•    Gobiernos Departamentales de Chuquisaca, Cochabamba y Potosí.
•    Organizaciones Sociales
•    ONGs que trabajan sobre el tema.
•    Liga de Lucha contra el Cáncer
 

Share/Save