Estudio identifica municipios socio- económicamente vulnerables a desastres en Bolivia

La Paz, 12 de mayo de 2016 (MPD).  El estudio  “Vulnerabilidad poblacional al riesgo de Desastres en Bolivia” que  permite identificar a los municipios socio económicos más vulnerables a inundaciones, sequías, heladas y granizadas, elaborado por  la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE) en colaboración del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)  fue presentado, por el Ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana Halkyer.

El estudio identifica las  características económicas, sociales y demográficas determinantes para que la población de un municipio sea vulnerable a inundaciones, sequías y granizadas en Bolivia. La vulnerabilidad es la posibilidad de sufrir daños o pérdidas al estar expuesto a una amenaza y depende de las características económicas y sociales de una población amenazada. La vulnerabilidad poblacional es colectiva, física y social, de los habitantes de una región sujeta a una amenaza.

En la publicación se utilizaron 25 variables socio-económicas para medir la vulnerabilidad, utilizando información del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012. Se incluyó también la opinión de expertos en gestión de riesgos y ayuda humanitaria al momento de construir el indicador de vulnerabilidad.

En el libro se identifica a los municipios socio-económicamente más vulnerables a inundaciones, sequías, heladas y granizadas, cuáles son las variables determinantes de la vulnerabilidad, y a los municipios sensibles a múltiples amenazas y  a la seguridad alimentaria.

En el estudio se encontró que,

  • En el periodo 2002-2012 los eventos naturales más frecuentes en Bolivia fueron las inundaciones (38% de los eventos), granizadas (18%), sequías (14%) y heladas (8%).
  • Los Municipios altamente amenazados por eventos naturales no son siempre los más vulnerables, debido a que tienen capacidad para afrontar una situación de desastre.
  • La vulnerabilidad poblacional puede descomponerse en seis factores de acuerdo a su importancia: (i) diferencias entre los grupos sociales de la población sujeta a una amenaza, (ii) las condiciones de vida de la población, (iii) la exposición a las amenazas, (iv) el acceso a información de prevención, (v) el requerimiento de asistencia para las personas afectadas, y (vi) el número de establecimientos de salud y educación en la región.
  • Las características socio-económicas tienden a ser más importantes que la exposición para la vulnerabilidad a heladas, granizadas y sequías.
  • En el caso de las inundaciones, la vulnerabilidad física (exposición) es relevante, por lo que debe ser contemplada en los planes de prevención de riesgos.
  • Las condiciones de vida insuficientes y las diferencias entre grupos sociales son los dos factores más determinantes para generar vulnerabilidad en una población.
  • La pobreza es determinante para generar vulnerabilidad a todas las amenazas, por lo que, para reducir la vulnerabilidad, las políticas de prevención de riesgos de corto plazo tienen que ser complementadas con políticas de reducción de la pobreza de mediano y largo plazo.

Los resultados del estudio son útiles para que el gobierno central y subnacionales, tomen acciones conjuntas para fomentar el desarrollo y la reducción de la vulnerabilidad a desastres en grupos de municipios con las mismas características, mediante la inversión en infraestructura y en recursos de ayuda humanitaria.

La investigación también permite informar a los gobiernos municipales sobre su grado de vulnerabilidad, para que diseñen políticas locales mediante la planificación regional y la focalización de proyectos de inversión pública prioritaria.


Share/Save