Respuesta Humanitaria

Presentación

Los países de América Latina y el Caribe sufren un alto riesgo de desastres naturales; en este contexto geográfico, Bolivia es un país vulnerable a sufrir sismos, fuertes lluvias que derivan en inundaciones y deslizamientos de tierra; incendios forestales y sequías.

El impacto de estos desastres naturales sobre la población se ve incrementado por la presencia de asentamientos urbanos construidos en zonas con alto riesgo (ya sea de inundaciones, deslizamientos de tierra o zonas sísmicas). Estas situaciones obligan a un gran número de personas a buscar mejores oportunidades de vida, lo que a menudo se traduce en desplazamientos internos, aislamiento y pobreza, que afectan la salud reproductiva de la población y atentan contra sus derechos humanos.

Los desastres naturales tienen un enorme impacto sobre la vida de mujeres, hombres, niños, adolescentes y jóvenes. Con frecuencia, hospitales y clínicas quedan dañados, destruidos o inaccesibles frente a unas necesidades sanitarias en aumento a causa de la emergencia. Además, tras un desastre natural o emergencia, las personas pierden el acceso a la información acerca de cómo preservar su salud y recibir atención médica de emergencia; mientras que las mujeres siguen quedando embarazadas sin planificarlo o en caso de parto no cuentan con lo más elemental para garantizar un parto limpio.

Las personas desplazadas y desprovistas de la protección y el apoyo de sus familias y comunidades, pueden tornarse más vulnerables a la violencia, a las ITS -incluyendo el VIH-, el abuso y la explotación sexual. Los y las jóvenes también resultan profundamente afectados tras la ruptura de los sistemas sociales y culturales tradicionales, los traumas personales tras la pérdida de miembros familiares, la exposición a la violencia y la interrupción del acceso a la educación.

En estrecha colaboración y coordinación con otras agencias del sistema de Naciones Unidas, los gobiernos, la comunidad donante y la sociedad civil, el UNFPA desempeña un rol esencial para integrar el plan de acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) en cuanto a la preparación para emergencias, la respuesta humanitaria y los procesos de transición.

Noticias Relacionadas

El UNFPA en Emergencias

¿Qué hace el UNFPA ante un desastre?

En momentos de desastre el UNFPA promueve que en la planificación de los preparativos y la respuesta humanitaria, se incorporen los temas de género, salud sexual y reproductiva y las necesidades de las mujeres.

¿A qué están expuestas las mujeres en los desastres?

  • A varias formas de violencia, sobre todo  sexual, física y psicológica.
  • A riesgos de adquirir infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH.
  • A embarazos no planificados.
  • A complicaciones del embarazo y del parto.
  • A tener partos prematuros y abortos espontáneos debidos a traumas.
  • A que no puedan ser atendidos por personal calificado.

¿Cómo respondemos?

Es importante que ante la crisis o desastre se tome en cuenta las necesidades que tienen las mujeres y se contribuya a subsanarlas.

  • Promovemos y coordinamos mayor seguridad para las mujeres y niñas afectadas, para que incorporen sus necesidadesen los preparativos y la respuesta a los desastres (diseño de campamentos, planificación, distribución de las donaciones, etc).
  • Dotamos del bolso dignidad que contiene insumos de higiene y de salud sexual y reproductiva, para contribuir al bienestar de las mujeres, prevención de embarazos no planificados, e infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH.
  • Ayudamos a las víctimas de violencia sexual o familiar, para que puedan ser atendidas por personal calificado.
  • Proporcionamos los kits de parto,  a parteras y a personal de salud, para que puedan ofrecer una  mejor atención del parto en caso de desastres.
  • Ponemos a disponibilidad de la población afectadaanticonceptivos, que son entregados de forma gratuita, ente ellos los condones masculinos y femeninos que previenen embarazos no planificados, infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH.
  • Propiciamos actividades de información y capacitación sobre las medidas para prevenir la transmisión del VIH.
  • Entregamos al personal de salud el kit de profilaxis posterior a la exposición, el cual puede prevenir la transmisión del VIH en casos de violencia sexual, relaciones sexuales no protegidas o accidentes en el uso de métodos anticonceptivos.

Recomendaciones durante una emergencia

  • Si está utilizando algún método anticonceptivo, no deje de hacerlo. Recurra al condón masculino y/o femenino para prevenir las infecciones de transmisión sexual y embarazos no planificados.
  • En caso de maltrato y/o violencia, busque ayuda y denuncie.
  • Si ha tenido una relación sexual sin protección o ha sido víctima de una violación sexual, puede utilizar el anticonceptivo oral de emergencia dentro de las 72 horas posteriores al hecho. Lo puede solicitar al personal de salud más cercano.

Cronología de Desastres

Para ver "Cronología de Desastres", haga click en el siguiente enlace: http://bolivia.unfpa.org/cronologia-desastres