Noticias

Sesión Especial sobre la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo: Líderes del mundo reafirman el Programa de Acción de Cairo y se comprometen a intensificar esfuerzos

23 Septiembre 2014

NACIONES UNIDAS, Nueva York, 22 de septiembre de 2014.- Hoy, transcurridos 20 años desde aquella histórica Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD) de El Cairo, más de 140 presidentes/as, jefes/as de Estado, ministros/as y altos/as funcionarios/as de todo el mundo han reafirmado su apoyo al Programa de Accion de Cairo, al que han considerado no solo necesario, sino más aun, urgente.

De esta manera, la Sesión Especial sobre la CIPD, durante la 69º Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, evaluó el estado de implementación del Programa de Acción de la CIPD, y se renovó el compromiso de la comunidad internacional a las acciones requeridas para el cumplimiento de las metas y objetivos del Programa de Acción de la CIPD.

Así, líderes mundiales acordaron que la CIPD es tan relevante hoy como lo fue en 1994. Entre los avances considerados en estas últimas dos décadas se hizo referencia a la reducción global de las muertes maternas, el creciente acceso de adolescentes y mujeres a la salud sexual y reproductiva, a la educación sexual, y a la consiguiente disminución de la pobreza. Sin embargo, quedó claro que todos estos avances son importantes pero insuficientes, y que se requiere un mayor compromiso de la comunidad internacional para avanzar en materia de población y desarrollo.

Los/as distintos/as líderes y representantes de gobierno, además de reafirmar el Programa de Acción de Cairo, validaron los hallazgos y recomendaciones del Informe del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon. En la ocasión líderes del mundo han hecho referencia a los hallazgos y recomendaciones del Informe del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, sobre los Temas recurrentes y elementos clave detectados durante los períodos de sesiones de la Comisión de Población y Desarrollo, en el que se prioriza la reducción de desigualdades de género y de acceso a la salud sexual y reproductiva, inversiones que tienen un impacto significativo en el desarrollo sostenible de los países.

En su intervención, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, destacó la importancia de reafirmar el Programa de Acción con evidencias: “Debemos enfrentar el hecho de que alrededor de 800 mujeres mueren cada día por causas relacionadas con el embarazo o el parto. Se estima que unos 8,7 millones de mujeres jóvenes en los países en desarrollo recurren a abortos inseguros cada año. Necesitan urgentemente nuestra protección”.  El Secretario General también aplaudió al UNFPA "por dirigir nuestro impulso global que convierta al Programa de Acción de El Cairo en un cambio significativo para tantas personas."

Por su parte, el Director Ejecutivo de UNFPA, Babatunte Osotimehin, se refirió a la necesidad de enfocar mayores esfuerzos en jóvenes y en mujeres, de acuerdo con la revisión del Programa de Acción: “No podemos hablar de desarrollo sustentable sin abordar las necesidades de jóvenes, sin garantizar la equidad de género, sin asegurar salud y derechos sexuales y reproductivos, sin abordar el empoderamiento de las mujeres, la discriminación y la violencia”. El Director Ejecutivo de UNFPA aseguró que estas son las cuestiones que deben ubicarse en el centro de la Agenda Post-2015.

El primer jefe de Estado en hacer uso de la palabra fue el Presidente boliviano Evo Morales Ayma a nombre del Grupo de los 77 +China, quien ha señalado avances importantes en el marco del Programa de Acción, pero que sin embargo el G77 “está preocupado por las brechas y enormes retos que enfrentan los países en desarrollo”.  Puso énfasis además en la necesidad de eliminar todas las prácticas dañinas contra mujeres como el matrimonio forzado. “La perspectiva de género debe guiar nuestras decisiones y acciones”, añadio.

Las diferentes alocuciones oficiales fueron enfáticas en la necesidad de reforzar las inversiones y acciones de los países y de la comunidad internacional para la consolidación de los derechos sexuales y reproductivos en el marco general de los derechos humanos, y de la planificación familiar como una ineludible estrategia para salvar vidas. El delegado de Uruguay, se refirió al Consenso de Montevideo, que con el apoyo del UNFPA y CEPAL logró propuestas de acción que van más allá del Plan de Acción de Cairo. La experiencia uruguaya deja evidencia que la incorporación de medidas como la educación para la sexualidad, el refuerzo de la cobertura de salud para adolescentes y mujeres embarazadas, la integralidad de los servicios de salud sexual y reproductiva, la anticoncepción universal de calidad, tienen un impacto significativo en el ejercicio de los derechos humanos y permiten que Uruguay haya alcanzado el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) 5, de abatir la mortalidad materna.

Por parte de las alocuciones de organizaciones de la sociedad civil, fue destacable la intervención de Ana Cristina González Vélez de la Red de Salud de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, quien indicó que no puede haber desarrollo sin las mujeres: “a pesar de los avances en materia de derechos sexuales y reproductivos, muchas mujeres viven aún bajo leyes que las penaliza”. Condenó además los sistemas patriarcales que impiden a las mujeres un progreso más rápido.

Considerando que a nivel global persisten aun profundas desigualdades, se hizo un llamado generalizado de la comunidad internacional para profundizar el compromiso de poner a las personas, especialmente a adolescentes, jóvenes y mujeres, en el centro de la agenda del desarrollo global.

Para más información y documentación de apoyo, ingrese a lac.unfpa.org/public/CIPD2014